¿Alguna vez tuviste la oportunidad de ver a los Supersónicos? Es una caricatura lanzada en la pantalla a principios de los años sesenta, y que ubica a una familia en el año 2062 en una casa inteligente que hacía prácticamente de todo con solo apretar un botón o recibir instrucciones verbales para que esta hiciera lo que uno deseara. Esto parecía ciencia ficción hace algunos años; sin embargo, hoy en día es una realidad.

El concepto de casa inteligente se basa en disponer de un conjunto de instalaciones o equipos tecnológicos destinados a hacer funcionar automática y remotamente los sistemas que operan con electricidad como: el control de la iluminación, los portones de la casa, la calefacción y climatización, los electrodomésticos, por citar algunos.

¿Cuáles son los beneficios de una casa de este tipo?

1. Seguridad.

Los sistemas de la casa inteligente son capaces de avisarte en el momento de que exista una fuga de agua o de gas y, no solo eso, también puede resolver el problema cuando éste va iniciando hasta la llegada del especialista. Además, puedes controlar las cámaras de seguridad en tiempo real desde tu smartphone, sin importar donde estés.

 

2. Confort.

Indiscutiblemente volverá tu vida más simple, aumentando la comodidad. Podrás controlar la iluminación de tu casa a distancia, o podrás seleccionar la temperatura de la casa antes de llegar a tu hogar.

3. Ahorro de energía.

Te ayudan a gastar menos, ya que las casas inteligentes consiguen generar ahorros de agua (contar con sensor de humedad y regar solo cuando sea necesario), electricidad (utilizando sensores de luz para aprovechar al máximo la luz solar o sensores de presencia de modo que se conecte la iluminación solo cuando sea necesario) y combustible.

4. Tiempo.

Sin duda, al lograr automatizar ciertas tareas del hogar y programar remotamente otras, podrás dedicarte a lo que realmente importa. ¿Existen desventajas de las casas inteligentes?

 

Dicen por ahí que no puedes tener todo en esta vida, ¿será? Y haciendo eco de este dicho popular, las casas inteligentes tienen algunos inconvenientes que vamos a describir a continuación:

1. Se requiere de una inversión importante, ya que al acceder a diferentes objetos que trabajan con Internet, los inmuebles se encarecen. Sin embargo, suponen un ahorro a largo plazo.

2. La privacidad se reduce, ya que es importante recopilar datos de los usuarios para llevar la comodidad a su máxima expresión.

De acuerdo con Salomón Saad, en México existen cerca de 64 millones de usuarios con dispositivos inteligentes y más de 17 millones de hogares tienen Internet, por lo que cada vez es más accesible implementar un hogar inteligente.

Además de Intec, en el mercado mexicano existen otras empresas como Insteon, ubicada en Querétaro y que hace instalaciones en todo el país, y Bticino, que ayuda a controlar desde iluminación, audio y temperatura hasta cámaras y sensores de movimiento.

Si estás buscando comprar una casa inteligente, Nuhaus puede ser una opción, es pionero en la integración del concepto “Smart Home”, y si la adquieres, al mencionar este artículo, el Smart home será ¡Gratis!

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here